ventajas artes marciales

¿Cómo las artes marciales ayudan a mejorar la autoestima?

¿Cómo las artes marciales ayudan a mejorar la autoestima?

Está demostrado que la práctica de cualquier deporte o el ejercicio de cualquier actividad física tienen una incidencia directa sobre nuestra salud mental. No obstante, existen algunas disciplinas deportivas que tienen la capacidad de impactar con una mayor relevancia en toda esta situación.

Este es el caso de las artes marciales. Desde el taekwondo, una de las disciplinas más conocidas, hasta el kárate. Pasando por el jiu jitsu o cualquier otra modalidad deportiva que podamos practicar. Las artes marciales han demostrado su capacidad para incidir en la autoestima de todos aquellos que la practican. Su capacidad para mejorar determinados escenarios, como es el caso del autoconocimiento, la concentración o la estabilidad interna son solamente tres de los ingredientes por los que esta práctica está más que recomendada.

En busca de la superación personal

Al contrario de lo que ocurre con cualquier otra vertiente deportiva, las artes marciales no basan su práctica en la capacidad del deportista para perder o ganar con respecto a un rival. Esta naturaleza contrasta de manera directa a la manera en cómo se practican muchos deportes occidentales, cuya practica incide de manera directa en la competencia y en el triunfo. Basando toda la experiencia en los resultados obtenidos frente a un rival.

En las artes marciales, el objetivo final de toda la práctica es poder superarse a uno mismo. Muy por encima de la comparación entre otros deportes o la necesidad de aprobar de manera externa toda la práctica. Por lo tanto, la sensación de placer no se encuentra en la manera en cómo interactuamos con nuestro rival y en el resultado de esta interacción. Sino que también tiene mucho que ver lo relacionado con la manera en cómo interactuamos con nosotros mismos y en las diferentes sensaciones que experimentamos a lo largo de todo el recorrido.

La conexión con el cuerpo, clave para nuestro bienestar

La práctica de las artes marciales tiene una gran cantidad de beneficios en el momento de vivir diferentes emociones y transformarlas en pensamientos positivos. Como es el caso tanto de la ira como del enfado. Ayudando a convertir todas estas sensaciones en pensamientos constructivos con nuestra propia autoestima.

Si partimos de la perspectiva de que, por norma general, en las culturas occidentes suele existir una disociación entre el cuerpo y la mente, las artes marciales son una de las pocas vías que podemos encontrar que se encargan de llevar a cabo todo lo relacionado con recuperar esta conexión que, hasta su irrupción, había quedado desconectada por completo.

Gracias a los beneficios que aporta este tipo de alternativas en lo relacionado con la concentración y la estabilidad interna, es posible mejorar la autoestima y la percepción que tenemos de nosotros mismos. Gracias a su capacidad para lograr equilibrar y reconducir todos los elementos que se encuentran presentes en nuestra conducta de manera diaria.

Como se puede comprobar, las artes marciales se han convertido en una píldora clave para mejorar nuestro bienestar y nuestra estabilidad mental. Su gran cantidad de beneficios, la mejor opción para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *